Diferencias entre un piso laminado y un piso vinílico

 In consejos

Cuando vas a remodelar un espacio aparecen diferentes ofertas de pisos que, a grandes rasgos, resuelven una misma necesidad, sin embargo cada una de estas opciones proporciona diferentes beneficios, tanto funcionales como estéticos y económicos. Así que antes de elegir alguna de las opciones, ya sea por su apariencia o precio, debes tener en cuenta el tipo de espacio a remodelar, especialmente tener claro el uso que se vaya a dar al lugar es fundamental para la elección de materiales y características, tanto en la pintura para las paredes como en los pisos.

Cabe mencionar que hay espacios públicos como bodegas, oficinas, entidades de salud, entre otras, que cuentan con zonas de alto tráfico donde se requiere usar un piso que, además de resistente, sea buen aislante térmico, eléctrico y/o acústico, pero que además tenga una buena apariencia y sea de fácil cuidado y mantenimiento; mientras tanto, hay otros espacios que son de bajo tráfico, como una vivienda, donde se requiere un piso de fácil limpieza y que se pueda usar en áreas donde prolifera la humedad, como el baño o la cocina.

Cada una de las necesidades existentes en un área específica deben ser consideradas al momento de elegir la mejor opción de pisos. Por eso, en esta ocasión, hemos decidido traerte algunas diferencias entre los pisos laminados y los pisos vinílicos, para que cuando debas elegir entre alguno de los dos, conozcas las ventajas de cada uno y te vayas por la opción más favorable.

1. COMPONENTES FÍSICOS

Diferencias entre un piso laminado y un piso vinílico

Durante la fabricación de cada uno de estos pisos se usan materiales diferentes, por ejemplo, los pisos laminados flotantes se crean a base de fibras de madera y resina de melamina, lo que ayuda a que tengan una apariencia más natural y semejante a la madera. Además, les proporciona un excelente acabado y buena durabilidad.

Por otro lado, los pisos vinílicos se fabrican a base de PVC (Policloruro de vinilo), un material derivado del plástico que otorga mayor flexibilidad y resistencia a agentes externos. Este material también puede lograr una apariencia natural; en ocasiones se combina con fibra de vidrio, piedra caliza o bambú para darle nuevas propiedades y ventajas estéticas, estos son conocidos como pisos vinílicos de gama alta.

2. RESISTENCIA A AGENTES EXTERNOS

Diferencias entre un piso laminado y un piso vinílico

Tal como mencionamos al inicio del artículo, la funcionalidad de la zona donde se va a instalar el piso determina las propiedades que se requieren en este, pues en áreas donde hay un alto nivel de humedad, o hay mayor probabilidad de derrame de líquidos, se necesita un piso altamente resistente al agua.

En este caso, los pisos vinílicos tienen un altísimo nivel de impermeabilidad lo que los hace perfectos para usar en baños o cocinas, además su textura le ayuda a tener propiedades antideslizantes para así evitar accidentes.

En cuanto a los pisos laminados su resistencia al agua es baja, por lo tanto se exige tener un mayor cuidado, al momento de presentarse un derrame de líquidos se debe secar de manera inmediata para evitar que el piso absorba el agua y se deforme.

En cuanto a la resistencia térmica, los pisos vinílicos son un poco más resistentes que los pisos laminados, sin embargo, la diferencia no es exagerada, por eso se recomienda que ninguna de las opciones se use en exteriores, pues lo cambios bruscos de temperatura, la alta humedad, el apozamiento de agua y la luz solar directa dañarán su apariencia original.

3. PRECIO

Laminado Vs. Vinílico

El precio de los pisos vinílicos y los laminados en ciertas ocasiones puede ser equitativo, sin embargo este siempre varía según el tráfico que resiste, el estilo, la textura, el material o el formato del piso, pero algo que destaca más al revisar entre uno y otro es la calidad, el lugar de fabricación y sus beneficios.

En el caso de los pisos vinílicos el formato es fundamental a la hora de comparar precios, pues los pisos de vinilo vienen en baldosas y listones de diferentes dimensiones, o en rollo, y aquellos que son de alta gama tienen propiedades adicionales que aumentan su precio proporcionado también mayores beneficios.
Mientras que cuando vas a comprar un piso laminado encontrarás opciones de excelentes precios, por lo que hay que definir muy bien qué calidad es la que deseas obtener, sabiendo que la apariencia es casi idéntica.

4. COMPLEJIDAD EN LA INSTALACIÓN

Diferencias entre suelo laminado y vinílico

A pesar de que tanto los pisos de vinilo como los laminados son de fácil instalación, todo depende de la presentación, pues al comparar un piso flotante laminado de excelente calidad con un piso vinílico Laminclick LVT o SPC, la complejidad es similar ya que ambos vienen con un sistema de ajuste tipo click en el cual se encajan los listones pieza por pieza, tal como harías con un rompecabezas. Lo más complejo es el alistamiento previo del suelo.

Pero, si comparamos un piso laminado con un piso vinílico en rollo, la complejidad de la instalación del vinílico aumenta, aunque no necesariamente se incremente el tiempo, ya que es necesario tener mayor precisión y destreza a la hora de realizar la instalación, además se requiere usar aditivos, pegantes y más materiales que exigen tener conocimiento y experiencia previa en el desarrollo de este tipo de proyectos.

Nuestra recomendación es que para que la remodelación sea de calidad, independientemente del tipo de piso elegido, es importante que trabajes con personal experto y certificado. Estas personas serán las encargadas de realizar una adecuada instalación, y te darán las indicaciones necesarias a la hora de pensar en la limpieza y cuidado posterior de tu piso nuevo.

5. LIMPIEZA

Piso laminado o piso vinílico, ¿cuál es el mejor?

La limpieza de los pisos vinílicos y los laminados es relativamente simple, pero hay que tener en cuenta que para eliminar manchas de los pisos laminados, es supremamente importante que no uses agua en abundancia, ya que el agua deforma el piso. Debes asegurarte de secar completamente después de la limpieza.

Para limpiar un piso vinílico debes usar un trapero con agua tibia (no caliente) y el limpiador recomendado por el fabricante, procurando usar el trapero húmedo (sin que produzca charcos de agua) y luego de limpiar darle una pasada para secar.

 


 

Como ves existen muchas referencias de pisos laminados y vinílicos que se ven casi iguales, pero con gran diferenciación entre sus beneficios. Su precio dependerá de su formato y, sobre todo, de su calidad. Lo más importante a la hora de elegir es que tengas en cuenta las necesidades del lugar, los beneficios aportados y la relación entre calidad/precio para que se ajuste a tu presupuesto, pero resolviendo la mayoría de tus necesidades.

Si quieres contar con asesoría profesional a la hora de realizar tu compra, contáctanos. Estaremos gustosos de atender todas tus inquietudes y de ofrecerte la mejor opción en pisos.

CTA

Recent Posts

Escriba una palabra clave y presione enter para buscar

Piso en SPCPisos en vinilo Hospitalarios