8 ideas de transiciones de suelos

 In consejos

Antiguamente era común instalar un piso diferente en cada zona de la casa ya que se buscaba otorgarle una personalidad independiente a cada habitación y, además, la variedad de pisos no era tanta como en la actualidad. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos y a la amplia oferta de pisos que se consigue en el mercado, hoy en día es posible usar un mismo tipo de piso en cada rincón de la casa.

Aun así, a pesar de que sea posible tener un mismo piso en todo el espacio, hay quienes prefieren mezclar diferentes tipos de piso; ya sea por diseño, con el propósito de demarcar áreas específicas, o porque el piso elegido para las áreas sociales no soporta el ajetreo normal de una cocina, área de lavado o un baño.

Esta es la razón que nos obliga a pensar en la transición entre pisos, pues es indispensable lograr que el lugar luzca tal como queremos y se mantenga firme al estilo de decoración elegido. El objetivo es entender cómo combinar de manera adecuada dos pisos diferentes, ya sea que cambie su estilo, color, textura o distribución.

Primero aclaremos que las transiciones pueden ser creadas por gusto o por necesidad. Cuando se hacen a propósito, es porque se busca destacar ciertas zonas o acondicionarse según su uso, pues es seguro que los lugares con mayor humedad (baños y cocinas) requieren un tipo de piso más resistente que el que se necesita en una sala o habitación. No obstante, hay situaciones en las que la transición es mandatoria por algún tipo de modificación arquitectónica, por ejemplo, cuando eliminas una pared que divide dos áreas queda como resultado un espacio vacío y un tipo de piso a cada lado. ¿Cómo vas a cubrir ese vacío sin que se vea mal? Eso es lo que resolveremos a continuación con estas 8 ideas de transiciones de suelos.

No importa la combinación que desees hacer, esta siempre será factible si se siguen ciertos parámetros para garantizar un resultado maravilloso, a nivel funcional y estético. Sin más por decir, empecemos.

 

1. TRANSICIÓN ENTRE CERÁMICOS Y LAMINADOS

Esta es una de las transiciones más comunes, ya sea usando piedra o cerámica combinada con piso de vinilo LVT o de madera natural o laminada. Lo primero que debes tener en cuenta es que esta mezcla es popular tanto en suelos como en paredes, especialmente de baños, y existen diferentes estilos que detallaremos a continuación.

Uso de pletinas o láminas metálicas en suelos y paredes

ideas de transiciones de suelos

En los suelos, antiguamente se instalaba una lámina metálica de tonalidad cromada o dorada, de unos 5 cm de ancho, que se encargaba de cubrir la separación entre las baldosas y la madera, en la actualidad se prefiere instalar una pletina de madera o PVC, del mismo color y textura que la del piso laminado, creando un efecto más cálido y estético.

Sin embargo, si prefieres usar pletinas de metal, hoy se consiguen unas más delgadas (de unos 2 cms o menos) y en tonalidades champaña o plateada para que se vea como un detalle hecho a propósito. Dichas pletinas se ubican, normalmente, donde hay una puerta para que esta ayude a esconderla mientras se encuentra cerrada.

En las paredes, se suele usar la baldosa en el área superior y la madera en el área inferior, normalmente se divide justo en la mitad de la pared pero esta puede subir o bajar unos centímetros, a elección. Igualmente se usan las pletinas para ocultar las juntas, preferiblemente del mismo material del laminado o madera.

 

Uso de láminas del mismo material del piso

Transiciones de suelos

Cuando no se quiere usar una pletina es posible usar una lámina del mismo material, grosor y espesor del laminado, ubicado en dirección perpendicular a la dirección del piso, de esta forma se obtiene un resultado más uniforme, sin superficies que sobresalen, y más estético. El objetivo es que se vea y se enfatice la separación de los espacios.

 

Uso del laminado en desniveles

Cómo unir dos suelos diferentes

Cuando la división la provoca un pequeño escalón, puedes hacer algo estético creando una franja con las láminas de madera que invadan unos 30 cms del área embaldosada. Esta “invasión” ayuda a que la transición sea sutil y con un alto valor estético que llamará toda la atención.

 

Demarcación directa

Cómo Crear Transiciones De Piso Sin Costura

Si prefieres mantener un estilo minimalista puedes hacer una combinación directa sin usar ningún tipo de transición. En este caso ambos pisos deben estar a nivel y tener el mismo tipo de textura, preferiblemente, lo que cambia es el color y la resistencia del material. Se suele usar una textura visual de madera con una de tipo mármol para enmarcar cocinas abiertas que comparten el espacio con el comedor y la sala. El efecto es similar a cuando se coloca una alfombra sobre el suelo.

Los pisos vinílicos se adecuan muy bien para estas transiciones ya que se ofrece una amplia variedad de colores y texturas que combinan muy bien entre sí manteniendo la calidad del producto. Pero si eliges materiales diferentes… ¡OJO! La calidad del detalle en la transición debe ser muy alta ya que los errores quedarán a simple vista.

 

2. TRANSICIÓN ENTRE PIEDRA NATURAL Y MADERA

Cuando la transición es entre piedra y madera, perfecto para casas con un estilo rústico, es posible que, si el exterior de la casa tiene piso adoquinado, este se extienda un poco más allá de la entrada principal para que sea un espacio de llegada y bienvenida, después la madera te recibirá con calidez. Este diseño es de gran utilidad en días lluviosos o cuando llegas con los zapatos sucios pues esta zona es perfecta para dejar los zapatos o la sombrilla, para luego seguir al resto de la casa.

combinar pisos diferentes

La transición es simple, donde termina el piso de piedra se instala una franja transversal de PVC o madera, angosta o del mismo ancho de las baldosas – según el diseño-, y después se instalan las láminas del mismo material, en la dirección deseada.

 

3. TRANSICIÓN ENTRE MADERAS O LAMINADOS

Curiosamente, las transiciones no son siempre entre diferentes tipos de piso, pues puede darse el caso en que se usa un mismo material pero aun se quieren demarcar áreas o se deben cubrir vacíos.

Laminado en una sola dirección

transicion piso laminado

En este caso se puede usar una pieza del mismo material del resto del piso, ubicando una baldosa en sentido perpendicular a las demás para que se cree un corte visual, sutil, que suele pasar desapercibido.

 

Laminado en direcciones contrarias

Cómo combinar diseños de pisos con colores y texturas

La transición también puede darse cuando se instalan piezas alargadas que se ubican en una dirección diferente entre una habitación y otra, normalmente a 90° aunque también puede pasar de diagonal a recto.

 

Suelo de espiga

transicion piso espiga

Incluso, la transición es necesaria cuando en las habitaciones se diseña un suelo en espiga, que en las divisiones de puertas o pequeños pasillos puede ser dificultoso de instalar o provoca mayor desperdicio de material. Allí se instalan láminas del mismo material pero en otra dirección que provoca un corte visual más fuerte, es decir, las láminas del suelo en espiga van en diagonal mientras que la lámina de división va recta.

 

Zona de descanso

Por último, es una opción menos común pero aún existente, es hacer una zona de transición amplia y super notoria en la que, con ayuda del mismo material laminado, se crea un patrón diferente al realizado en las demás habitaciones. Esta opción es ideal para pequeños pasillos en los que se crea una zona de descanso entre las habitaciones.

Ideas creativas de transición de baldosas a madera

La madera laminada o los pisos de vinilo de lujo LVT te brindan la oportunidad de crear patrones personalizados, usando un mismo material en diferentes tonalidades o texturas. Entre los acabados más comunes puedes encontrar de estilo mármol, madera, hormigón, aunque en otros modelos puedes conseguir incluso con apariencia de tela o cuero.

 

4. TRANSICIÓN CON INCRUSTACIÓN

transicion con incrustacion

Este tipo de transición se ha popularizado en los últimos años, y es que en realidad se ve increíble. Se trata de incrustar, de manera atrevida, un tipo de piso entre el otro, sin trazar una línea recta y precisa sino que se juega con la simetría y con la invasión de los espacios de manera agradable y estética.

Esta transición se da, habitualmente, entre pequeñas baldosas hexagonales y láminas rectas, sin embargo también es posible hacerlo con azulejos de otros diseños y texturas. Pero, igualmente puede lograrse usando láminas de texturas y colores contrastantes de las mismas dimensiones.

A pesar de que este diseño es agradable y estético, no es muy común dado que requiere mucho detalle durante su instalación, pues, al usar piezas de diferentes formas y tamaños, es necesario hacer cortes precisos y diferentes en cada lámina para que encaje a la perfección y el resultado sea exquisito.

5. TRANSICIÓN PARCIAL

transicion parciales de pisos

En lugar de colocar un tapete para demarcar un área, es posible instalar un piso de diferente textura visual o color (que sea complementario) para resaltar una zona específica de una habitación. Para este caso los pisos vinílicos son una excelente opción ya que se ofrece en variedad de colores que pueden combinarse entre sí, usando el mismo material, textura y calidad.

Lo ideal es que las juntas sean sutiles y pasen desapercibidas, pero este efecto se logra dependiendo del tipo de piso a instalar, ya que si se usa un mismo material pero con diferente color se mantiene el mismo proceso de instalación sin inconveniente, pero si se va a combinar madera con cerámica o piso vinílico, es necesario usar accesorios adicionales para cubrir las juntas.

La ventaja de usar pisos vinílicos es que, como tienen el mismo método de instalación y las dimensiones de las baldosas son iguales, el proceso de instalación es sencillo y la transición no conlleva complejidad. Por eso este estilo es tan popular en instituciones educativas o del sector salud que requieren el uso de pisos de vinilo exigiendo la demarcación de espacios.

 

6. TRANSICIÓN TRIPLE

combinar tres pisos

Esta no es una opción muy común ya que implica usar 3 tipos de piso diferentes donde el tercer piso se encarga de hacer la transición entre los otros dos. La idea es que el tercero en la lista tenga un propósito decorativo, así que será de un material, color o textura diferente a los demás, pero que se complemente con los otros y contraste.

 

7. TRANSICIÓN CREATIVA

Similar a la transición de incrustación, la transición creativa pretende poner un toque de originalidad a los espacios creando diseños y texturas visuales que capten toda la atención. Es posible que al hacer una transición creativa se usen dos tipos de materiales diferentes o que sean de color contrastante, incluso se puede jugar con la textura de las paredes o crear diseños fuera de lo común donde se combinen las técnicas anteriores.

ideas geniales de transiciones de suelos

Si te gusta, puedes usar baldosas hidráulicas y azulejos para hacer estas transiciones, pues sus colores combinados con laminados de color claro hacen que los diseños de los azulejos resalten.

 

8. TRANSICIÓN DE MADERA Y CEMENTO

El uso de cemento pulido en interiores se ha incrementado en los últimos años ya que se acopla a un estilo industrial y minimalista. A la hora de pensar en transiciones, combinar cemento y suelos laminados tiene sus ventajas pues el cemento fresco te permite crear formas particulares que darán un toque único a tu hogar.

combinar dos tipos de pisos

Con las diferentes opciones que te hemos compartido el día de hoy, deja fluir tu creatividad y diseña el piso de tus sueños. Las transiciones ayudarán a que tu espacio tenga tu personalidad pero con un toque de glamour y mucho estilo.

 


Si necesitas una asesoría personalizada sobre cómo combinar correctamente tus pisos, ponte en contacto con VINISOL y compártenos tu idea, te ayudaremos a desarrollar ese proyecto con la calidad que nos caracteriza.

 

CTA Pisos

Recent Posts

Escriba una palabra clave y presione enter para buscar

Cómo limpiar techos de cielo raso